Patente de Samsung muestra posible Galaxy S11 con pantalla extensible

Con el lanzamiento del Galaxy S10 a principios de este año, Samsung dio su mayor salto en términos de diseño desde el lanzamiento del Galaxy S6 Edge en 2015. Desde la pantalla Infinity-O del teléfono hasta su sensor ultrasónico de huellas digitales y su cámara trasera triple, rápidamente se convirtió en uno de los teléfonos inteligentes más avanzados del mercado. Pero si las patentes recién descubiertas son una indicación, Samsung tiene planes aún más grandes en espera de su teléfono insignia de 2020.

Durante el fin de semana, el blog de tecnología holandesa LetsGoDigital compartió imágenes de una patente de diseño de Samsung que muestra un teléfono con una pantalla extensible. La patente se presentó a fines del año pasado, aprobada en mayo y luego publicada el 24 de junio. Como suele suceder, LetsGoDigital se tomó la molestia de elaborar esquemas del dispositivo.

Lo más fascinante de este teléfono, que podría ser un nuevo dispositivo estrella o una evolución del Galaxy Fold, es que el primer intento de Samsung de un nuevo factor de forma móvil fue un desastre absoluto. Samsung había planeado inicialmente lanzar su teléfono inteligente Galaxy Fold en abril, pero tres meses después, todavía no tenemos una fecha para su lanzamiento. El Galaxy Fold eventualmente estará disponible para su compra, pero al menos en términos de marketing, el daño ya está hecho.

Como se puede ver en las imágenes (que, de nuevo, son maquetas creadas por LetsGoDigital y casi seguramente no son indicativas de un producto final), el agujero en la pantalla tiene aproximadamente el mismo tamaño que en el Galaxy S10 +, aparentemente para permitir una cámara frontal adicional. También se ha desplazado al centro de la pantalla, mientras que la matriz de la cámara triple en la parte posterior del teléfono se ha movido a la esquina superior derecha.

En cuanto a la pantalla extensible, no está claro exactamente cómo funcionaría, pero aumentaría el tamaño de la pantalla en un 50%. Dado que es más resistente que la pantalla plegable del Galaxy Fold, podría ser una solución más viable para dar a los consumidores más pantalla sin hacer que el teléfono sea más grande.

La clave aquí es que, a diferencia del Galaxy Fold, este dispositivo parece un teléfono inteligente estándar y moderno cuando la pantalla no se ha ampliado. No se puede decir lo mismo del Galaxy Fold, que presenta una pantalla incómodamente pequeña en la parte frontal del dispositivo y un recorte grande en la pantalla interna.

Que el dispositivo que aparece en esta patente sea producido, aún está por verse, pero es probable que Samsung esté en el Mobile World Congress una vez más en 2020, lo que significa que existe una pequeña posibilidad de que pueda presentarnos al primer teléfono inteligente expansible de la compañía. En febrero o marzo del próximo año.

Fuente: Let’s Go Digital

COMPÁRTELO:

Suscríbete a nuestro boletín para recibir la información tecnológica más interesante de nuestro blog y ofertas, directamente en tu correo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *